gallery
Ondas de choque
0

La ondas de choque están basadas en los sistemas de litotricia. Se trata de una terapia de aparición reciente que consiste en la aplicación de ondas sonoras de alta velocidad. Se aplican de 1 a 4 ondas por segundo en un líquido que las transmite en una sola dirección a través de un cabezal que no deja que se dispersen en todas las direcciones y al mismo tiempo las focaliza en la salida.

Las ondas de choque producirán daños celulares y tisulares llegando a producir hasta la rotura de los tejidos. Esto provocará una respuesta inflamatoria que posteriormente producirá la reparación y reconstrucción de los tejidos dañados. Las sesiones se espaciarán para que la respuesta reparadora tenga su tiempo para hacer efecto.

Sus principales beneficios son el rápido alivio del dolor y restauración de la movilidad. Esto, aunado a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar diversas indicaciones que causan dolor agudo o crónico.

Aplicaciones de las ondas de choque

  • Dolor crónico: lumbalgia, hombro doloroso, epicondilitis, puntos gatillo…
  • Calcificaciones, fracturas y tendinitis: fascitis plantar, espolón calcáneo, hombro congelado, artrosis, aquilodinia…
  • Para regenerar tejidos blandos: esguinces, distensiones musculares…
  • Para el retardo en la consolidación ósea